Estar en

Javier Bustamante Enríquez



Cuando queremos expresarle a una persona que la acompañamos en un momento difícil o festivo de su vida, es decir, cuando le damos el pésame o la felicitamos por algo, le decimos: estoy contigo.

Jesús nos propone la imagen de la viña. Yo soy la cepa y vosotras y vosotros los sarmientos. La cepa es el tronco de la viña que pierde la hoja en otoño y es podado y limpiado. En primavera aparecen nuevos brotes que son espurgados, estos son los sarmientos, de ellos se eligen los que se quedarán y de los cuales saldrán los racimos de uva.

Jesús está en nosotros como el cepo en los sarmientos y nosotros estamos en Él como los sarmientos en el cepo. Los brotes nacen de ese tronco y comparten su savia, su ADN. Con esta imagen Jesús nos dice: estoy en ti y te invito a que, si quieres, también estés en mí.

Más allá de estar con, es decir, al lado, Jesús nos habla de estar en, es decir: estar dentro. Este “estar dentro” quiere decir estar en unión, en comunión. Formar unidad. Por eso, en otras coordenadas de los evangelios nos convoca: ser unos como el Padre y yo somos uno. O: cuando estén dos o más reunidos en mi nombre, allí estaré.

Y “estar en” no quiere decir una fusión que disuelva o confunda mi singularidad. Para estar en unión con Dios y las demás personas es necesario que sea plenamente yo. Jesús dice de sí mismo “Yo soy”. Pues yo también soy y tú también eres.

Este “estar en” Jesús y también en las otras personas, es una clara invitación a salir de nosotros mismos. A cambiar nuestra manera de estar en la vida. Estar en Él y, por consiguiente, en las demás personas, rompe el egocentrismo.

El estar comporta el ser. Si estoy en Dios, soy en Dios y soy por Dios. Esto se encarna o se arraiga en estar en los demás, ser en los demás y ser por los demás.

La vida en Dios es una vida relacional. Jesús, con la imagen de la viña, nos invita a que seamos conscientes de ello. Esto nos abrirá los sentidos a comprender y a amar la realidad con mayor profundidad porque somos parte de ella: somos en ella.

Texto: Javier Bustamante

Producción: Hoja Nuestra Señora de la Claraesperanza


blancoblancoblancoblanco