9/12 Resucitar hoy

Publicado el 27/05/2020
| 67 visualizaciones

1Co15,3-8


…yo (Pablo) os transmití en primer lugar, lo que también yo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras; 4y que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; 5y que se apareció a Cefas y más tarde a los Doce; 6después se apareció a más de quinientos hermanos juntos, la mayoría de los cuales vive todavía, otros han muerto; 7después se apareció a Santiago, más tarde a todos los apóstoles; 8por último, como a un aborto, se me apareció también a mí.



-----------
Comentario


El apóstol Pablo intenta recordar de quién Jesús Resucitado se dejó ver…que pena que se olvidó de mencionar a las mujeres.
Cuando veo una cosa borrosa hay dos posibilidades: la cosa es borrosa o yo tengo un problema de vista. La mayoría de las veces cuando no vemos una cosa, el fallo está en la mirada de la persona.
Jesús Resucitado está presente en medio de nosotros. Pero nos cuesta ver. Está presente para invitarnos a resucitar con El. A abrirnos a esta vida nueva que Dios nos ofrece ya, aquí y ahora. Pero nos cuesta oír.
Vale la pena abrir todos nuestros sentidos para abrazar el misterio de la resurrección. La resurrección no es un ayer, ni un mañana. ¡Es hoy!


Pauline Lodder


-----------


Introducción


En Cuaresma, muchos cristianos rezan el Via Crucis. Pero no todo termina en la cruz…
Les invitamos a seguir meditando: a ponerse en camino para un Via Lucis. Se trata de meditar sobre los encuentros con Jesús Resucitado.
La meditación que les ofrecemos se hace desde una perspectiva muy particular, poco habitual pero de gran valor pastoral. Un sacerdote español, el doctor Alfredo Rubio, propuso que nos pusiéramos “en la piel de Jesús Resucitado”. El bautismo nos hace morir y resucitar con Cristo, por lo tanto, vivir resucitados debería de ser algo habitual en todo cristiano. Poniéndonos en el lugar del Resucitado, tendremos indicios de un estilo de ser cristiano, muy novedoso.
Meditaremos con fotografías de mosaicos que el padre Marko Rupnik realizó para la Iglesia en Ginebra. Están puestos en el exterior de distintas iglesias y edificios, siguiendo la indicación del Papa de ser “Iglesia en salida”. Se espera que la belleza de los mosaicos de este Camino de Alegría (Chemin de Joie) interpele a los transeúntes (peatones) y a las personas que los contemplen virtualmente.